Qué es Ablana

La filosofía Ablana:

  • Ingredientes ecológicos de la máxima calidad y de cercanía: Intento utilizar materias primas locales, como el aceite de avellanas asturianas, plantas de la zona, o, por ejemplo, todos los aceites esenciales son españoles.
  • Reducción de resíduos: Tratando de evitar los plásticos con formatos de vidrio o aluminio, o reduciendo envases innecesarios con el champú sólido.
  • No utilizar plantas en peligro de extinción, o cuyo cultivo genere la destrucción de los ec
    osistemas.
  • Estudiar las propiedades de las plantas para cada uso específico: Por ejemplo, la ortiga y el romero para el cabello, el llantén como reparador facial, o las setas shiitake para prevenir el deterioro cutáneo.
  • Trato cercano con nuestras clientas y puntos de venta: Siempre saco tiempo para responder dudas, y me gusta tener una relación personal con la gente interesada en Ablana.
  • Habitar el medio rural de forma sostenible: Apostar por una vuelta al campo que permita un modo de vida más saludable y respetando la naturaleza que nos rodea.

Mi nombre es Celia. Crecí en una ciudad, pero siempre me apasionó la naturaleza y me resistía a desconectarme de ella. En cada oportunidad que tenía, observaba toda forma de vida y disfrutaba cuando podía recrearme en un entorno natural. Por esta razón estudié Biología.

Durante años trabajé en conservación de fauna, realizando trabajos de campo y de laboratorio. En mi tiempo libre, consciente sobre los riesgos asociados a la alimentación y los productos de cuidado personal convencionales, estudiaba los ingredientes naturales y sus usos, en busca de una forma de vida más saludable y respetuosa con el planeta.

Finalmente decidí acercar a más personas la gran calidad de los ingredientes naturales. Para ello quise utilizar un elemento tan extraordinario como el aceite de avellana de Asturias, y así nació Ablana Cosmética.

Los productos que elaboro están destinados a cuidarnos por dentro y fuera, alimentando la piel con ingredientes nutritivos y revitalizantes. Poder compartir un poco de esa vitalidad con otras personas aporta un gran sentido a lo que hago y me siento muy afortunada por ello.

Además, en esta búsqueda por vivir en armonía con la naturaleza y entre nosotras, he encontrado personas y proyectos inspiradores con los que apoyarnos mutuamente. Convivir con otras pequeñas productoras, que trabajan de forma sostenible y fomentando valores como la igualdad, la justicia social, el feminismo o la cooperación, es lo que me ha dado fuerza para crear Ablana Cosmética.

Actualmente vivo en una pequeña aldea asturiana rodeada de bosques, donde puedo dar paseos con mi perra Chispa y encontrar la paz.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación y mejorar nuestros servicios. Si acepta, consideramos que permite su uso.    Más información
Privacidad